Parasha Ki Tetzé

“No verás el toro de tu hermano o su oveja extraviados y te esconderás de ellos; ciertamente has de regresarlos a tu hermano. Y si tu hermano no está cercano a ti y no lo sabe, lo ingresarás al interior de tu casa y permanecerá contigo hasta que tu hermano inquiera por él; entonces se lo regresarás. Así harás con su asno, así harás con su vestimenta y así harás con cualquier pérdida de tu hermano que se pierda de él; no podrás esconderte…” (Deuteronomio 22:1-3).

“Devolver los objetos perdidos” es una de las 613 mitzvot de la Torá. En el nivel más básico, esto significa que si encontramos objeto tirado en la calle, estamos obligados a buscar al dueño y a devolvérselo.

La Torá agrega una dimensión más profunda: “no podrás esconderte”. Esto excluye la posibilidad de ignorar el objeto perdido y continuar con nuestro camino como si no hubiéramos visto nada.

La mitzvá de devolver los objetos perdidos no sólo se aplica a los objetos materiales que se han perdido, sino también a cosas más intangibles. Por ejemplo, si dos amigos dejaron de hablar a causa de una discusión, debemos tratar de ayudar a reestablecer la relación.

Del mismo modo, si alguien se ha alejado del judaísmo y ha perdido su conexión con Dios y con la Torá, debemos hacer todo lo posible para ayudar.

Este año, a medida que se acercan los Yamim Noraim (los días entre Rosh Hashaná y Yom Kipur), piensa en alguien que conozcas que se encuentre alejado de la comunidad judía, e invítalo a compartir las festividades contigo. Quizás esto es lo que verdaderamente nos quiere decir el verso en nuestra parashá: “A continuación, llevar [el objeto perdido] a tu casa” (Deuteronomio 22:1).
Shabat Shalom!

                                                                                                                       (Tomado de Aish.com)

Rabino Avi Amsalem.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *