PARASHA VAYISHLAJ

“y temió Yaacov mucho y se angustió” … (Genesis 32.8).

Después que los emisarios de Yaacov volvieron del encuentro con su hermano Esav, le dijeron que Esav venía acompañado por 400 personas con intención de matarlo. La Torah nos relata que Yaacov sintió mucho temor y angustia.

Rashi explica que Yaacov sintió temor porque era posible que pudiera morir en este enfrentamiento y se angustió porque tendría que matar a otros.

Podemos entender que él tenga miedo de morir en la lucha contra Esav y su ejército, pero surge la pregunta ¿Por qué Yaacov sintió angustia al saber qué posiblemente tenía que matar a los demás?

Cuando se ataca por defensa propia es justificado, pero también nuestros sabios nos enseñan que si alguien viene a atacarnos nos debemos adelantar y acatarlo primero entonces ¿Por qué se angustió Yaacov?

Los sabios explican que Yaacov se angustió porque él podía atacar y matar algún soldado de Esav inocente y que posiblemente no tuviera la intención negativa de matar a Yaacov.

En este relato la Tora nos enseña sobre la justicia tan estricta que tiene Yaacov porque así tenga toda la autorización de defenderse, él no quería matar a ningún inocente.

Tenemos que tener cuidado para no ofender o perjudicar a alguien que no viene con mala intención, por eso, debemos verificar antes de tomar una decisión o hacer una acción para no herir o hacer daño a alguien injustamente.

Ojalá que siempre tengamos sensibilidad hacia el prójimo y así poder evitar conflictos y ofensas hacia los demás.

Comments are closed.