Parasha Vayeshev

“El pozo estaba vacío, no contenía agua”.
Explica Rashi, que al señalar la Torá que el pozo estaba vacío, es obvio que no había agua, sin embargo se nos hace esa precisión para enfatizar que si el pozo estaba vacío, no contenía agua pero sí serpientes y alacranes.

Nuestros Sabios aclaran que la Torá es comparada con el agua y que este Medrash  aportado por Rashi, nos enseña un principio importante respecto al estado espiritual del pueblo de Israel: Cuando un judío no tiene agua, es decir que no tiene Torá y valores, no es una persona vacía nada más, sino que contiene serpientes y alacranes,  no pudiendo permanecer en un estado espiritual estático permanente.

Las alternativas en cuanto a su estado espiritual serán de ascenso, al contener Torá, o de descenso si no existe la presencia del agua, es decir de la Torá, puesto que ese vacío será llenado por las serpientes y los alacranes que precipitan al hombre en su caída espiritual.

Sea la Voluntad del Eterno que podamos llenar a todo el pueblo de Israel con el agua que representa la Torá y pueda cumplirse la profecía “de Sión saldrá la Tora y la palabra de D-os de Jerusalén”.

Rabino Avi Amsalem.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>