PARASHA VAYESHEV

En la Parasha de esta semana la Tora nos relata sobre el conflicto tan grande y fuerte que hubo en la familia de Yaacov por la disputa entre sus hijos, Yosef actuaba por su lado y sus hermanos lo hacían por el otro lado.

Las diferencias crecieron y las consecuencias llegaron hasta el punto en que Yosef fue vendido por sus propios hermanos, pero todo no terminó con este hecho, la Tora nos dice que luego de haber vendido a su hermano Yosef “y se sentaron a comer pan …”

¿Cómo es posible que los hermanos de Yosef aun escuchando las suplicas de su hermano se sienten a comer?, ¿Dónde quedo la sensibilidad y la misericordia?

Explican nuestros sabios que este hecho no fue una discusión cualquiera, sino que fue una discusión ideológica entre Yosef y sus hermanos porque ellos veían en Yosef un peligro para la formación de su familia y por eso, no sintieron que estaban actuado mal.

En nuestra vida pasa algo similar porque algunas veces justificamos los actos malos que queremos hacer con la ideología y esto nos permite actuar de una manera cruel e injusta.

La discusión es sana siempre y cuando sea para buscar la verdad con respeto y tolerancia hacia los demás.

BH logremos llevar a cabo nuestras ideas y objetivos, pero en una forma sana, sensible y respetuosa.

 

Shabat Shalom,

 

RABINO AVI AMSALEM

Comments are closed.