PARASHA SHOFTIM

En nuestra parasha, la Torah nos relata el caso sobre un cadáver encontrado al lado de la ciudad y no se sabe quién lo mato, entonces, los jueces tienen que preguntar y averiguar si alguien sabe algo al respecto.

En caso de no encontrar información los jueces miden la distancia que hay entre el cadáver y las ciudades y sus alrededores. La ciudad más cercana tiene que presentarse con la junta directiva, llevarla a un rio y allí deben degollar una becerra y confesar que ellos no tienen la culpa de la muerte de esta persona.

Se pregunta, ¿Cuál es la culpa de la ciudad cercana y por qué tienen qué confesar?

La respuesta es que la Torah nos enseña que existe el concepto de responsabilidad mutua en el pueblo judío y por eso, cuando pasa algo negativo entonces, tenemos parte de la culpa y tenemos que asumir la responsabilidad sobre lo que pasa.

Estamos en el mes de Elul, mes de la reflexión y tenemos que reforzar este sentimiento de responsabilidad y sentir parte de nuestra comunidad y no enfocarnos únicamente en nosotros si no también en el prójimo que está a mi lado y así poder aportar y colaborarnos el uno al otro.

 


 Shabat Shalom,


 RABINO AVI AMSALEM

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>