PARASHA NASSO

En la Parasha la Torah nos relata sobre la inauguración del Tabernáculo donde cada día una tribu llevaba una ofrenda como agradecimiento y alabanza a D-os. La ofrenda de cada tribu era exactamente igual con los mismos ingredientes y con la misma cantidad y a pesar de que todas las ofrendas eran iguales la Torah escribía todos los días el nombre de cada tribu y se mencionaba la ofrenda que llevaba.

Surge la pregunta: ¿Por qué la Torah debe repetir lo mismo todos los días sabiendo que hubiera podido escribir “y todas las tribus traían lo mismo cada día” sin necesidad de estar mencionando lo mismo todos los días?

Nuestros sabios explican que, aunque cada tribu llevaba físicamente la misma ofrenda, pero la intensión, emoción y sentimientos que acompañaba a cada una de las ofrendad la hacía diferente, especial y personal por eso, la Torah repite lo que traía cada tribu para enseñarnos que cada uno es diferente y especial.

En nuestra vida podemos hacer varias cosas igual pero la perspectiva y la intención es diferente y particular en cada uno de nosotros. Por eso cada uno tiene su “toque” especial que nadie lo puede remplazar y que nos hace importantes y especiales.

Ojalá que logremos resaltar nuestra parte especial y particular y así aportar nuestro granito de arena en lo colectivo, en lo general y a nuestra comunidad en particular.

Shabat Shalom,

 

RABINO AVI AMSALEM

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *