PARASHA KI TAVO

“Y cuando hubieres entrado en la tierra que El eterno, tu D-os te da por herencia, y la poseyeres y habitares en ella, tomarás de las primicias de todos los frutos del suelo, que recogieres de la tierra que el Eterno, tu D-os, te da; y las pondrás en un canasto, e irás al lugar que escogiere el Eterno, tu D-os” (Deuteronomio 26 – 1,2).

En la Parasha la Torah nos ordena la mitzva de las primicias, que consiste en traer la primera fruta del árbol (de las 7 especies de la fruta de Israel) al Templo y allí entregarlo al Cohen para reconocer que todo lo que tenemos es gracias a D-os y por eso es la primera fruta en entregar.

Al llevar las primicias hay que decir un texto relatando nuestra historia desde nuestro patriarca Yaacov hasta el momento que habitamos la tierra de Israel. ¿Por que hay que agregar este texto, no es suficiente traer las primicias?

La Torah nos enseña que cuando uno pronuncia las palabras con la boca y las oye entonces “despierta” su conciencia y así puede agradecer y valorar todo lo que ha hecho D-os con el pueblo de Israel en general y con él en particular y así apreciamos lo que D-os hace con nosotros y lo agradecemos de todo corazón pidiendo que esta bendición perdure entre nosotros.

Ojalá sepamos valorar y apreciar el bien que tenemos y ser agradecidos por él y aprovechar en forma máxima para poder llegar cada vez más, a la realización propia de cada uno.

 

Shabat Shalom,

 

RABINO AVI AMSALEM

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *