PARASHA EMOR

En esta Parasha se explica la Cuenta del Omer, en el sentido de la obligación de traer la ofrenda del Omer consistente en cereal de cebada, para después contar 49 días y el día 50 se debía traer una nueva ofrenda, pero esta vez de trigo.

Explica el Or Hajayim, que existe una alegoría a estos días de conteo.

El día cincuentavo es comparado al día del matrimonio del Eterno con el pueblo de Israel, puesto que es el día de la entrega de la Torá, y al igual que la novia es permitida al novio tras los siete días de impureza, el pueblo de Israel también debe purificarse durante siete semanas, debido a la gran impureza heredada de Egipto, que amerita no ya de siete días sino de siete semanas para su purificación.

Por lo tanto, en el trascurso de esos días necesitamos purificarnos para alcanzar ese gran día de la fiesta de Shavuot o día de la entrega de la Torá.

Explica igualmente el Rab. Kuk, que la ofrenda del Omer consiste en el aporte de cereal de cebada puesto que este es consumido tanto por el hombre como por el animal representando el aspecto material del pueblo de Israel y el cual es elevado al altar, conociéndose este acto como la santificación de lo material.

Tras realizar los cambios necesarios durante las siete semanas, podemos el día cincuentavo ofrecer una ofrenda, pero esta vez de trigo porque es un alimento solo consumido por el ser humano y no por los animales, enfatizando nuestra elevación espiritual por sobre la materia. Este es justamente el trasfondo de la fiesta de Shavuot y de los días del Conteo del Omer para elevarnos en lo espiritual y superar nuestro lado material.

Shabat Shalom,

RABINO AVI AMSALEM

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>