PARASHA BEHAALOTEJA

En la Parasha de esta semana, la Torá nos relata sobre la orden que D-os da a Aharon Hacohen para prender el candelabro del templo.

¿Por qué la Torá nos relata nuevamente sobre esta orden?

Responden nuestros sabios, que después que cada una de las tribus trajo sus ofrendas a la inauguración del altar del tabernáculo, Aharon dijo de una manera triste ¿y yo cómo voy a participar?

Le contesto D-os a Aharon que su trabajo es encender el candelabro y que es una función más grande que las ofrendas de las tribus, ¿por qué? porque las ofrendas de las tribus son un aporte único para la construcción del tabernáculo y Aharon va a tener un trabajo permanente y fijo de prender el candelabro todos los días, lo que significa, prender la luz divina en el lugar sagrado del pueblo judío.

Nuestro trabajo más importante es hacer obras buenas de una manera constante y permanente. Este principio se amplía en nuestro crecimiento espiritual, educativo y de pertenencia hacia nuestra comunidad y pueblo.

El judaísmo no se trata de una acción de una sola vez, sino del trabajo constante con continuidad y firmeza.

 Shabat Shalom,

 RABINO AVI AMSALEM

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>