PARASHA BALAK

La Torah nos relata sobre la contratación del profeta de las naciones Bilam para maldecir al pueblo de Israel. Bilam trata maldecir al pueblo judío pero D-os no lo deja, y en vezde maldiciones D-os le pone en su boca bendiciones.

Surge la pregunta, ¿cómo puede ser que un profeta quiera maldecir al pueblo judío y hacerlo contra la voluntad del Eterno? 

La mishna en Pirke Avot nos dice, que hay unas diferencias entre Bilam y Abraham Avinu, Abraham tiene una visión positiva, humildad y satisfacción con lo que tiene, pero por el otro lado Bilam tiene los defectos de visión negativa, orgullo y codicia. 

La mishna nos enseña que cuando uno tiene su parte interna contaminada con estos defectos, aunque llegue a niveles espirituales, lamentablemente estos defectos no permiten progresar en el nivel espiritual y personal. 

Aunque Bilam era profeta, como persona fue negativa y por esto,  el orgullo, la codicia y la visión negativa no lo dejaron ver la verdad y actuó de una manera negativa hasta en contra de la voluntad de D-os.

Tenemos que corregir nuestros defectos, purificar nuestra personalidad, nuestro ser y así B”H podemos crecer a nivel espiritual y personal , teniendo siempre una visión positiva sobre la vida y los demás, tener humildad y estar satisfechos con lo que tenemos y así podemos aprovechar mucho más de nuestro trabajo espiritual.

B”H que siempre tengamos la actitud de Abraham Avinu y veamos uno al otro con perspectiva positiva y poder crecer como individuo y como comunidad.


 Shabat Shalom,


 RABINO AVI AMSALEM

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>